¿Conoces el grado de concentración de tus empleados al trabajar en modo híbrido?

notificaciones

Recientemente hemos conocido, a través de diferentes estudios, que el exceso de notificaciones en los modelos de trabajo híbridos, acaban con la capacidad de concentración de muchos empleados.

La recepción de diferentes notificaciones a través de las herramientas de mensajería provocan que muchos estemos en formato multitarea de manera casi constante.

Notificaciones que compiten de forma continua con nuestra atención.

Las incesantes notificaciones que recibimos en nuestro día a día suponen una gran distracción, que dificulta el trabajo y eclipsa muchos procesos.

Si a ello le añadimos que más de la mitad de los trabajadores sienten que deben responder de inmediato a las mismas y que más de un tercio se siente abrumado por las constantes alertas, podemos tener un problema de productividad.

La mitad de los empleados afirman que podrían limitarse muchas de estas notificaciones si se organizasen reuniones más eficientes y productivas, y cerca de un 45% cree que si cada empleado tiene sus responsabilidades claramente definidas, conseguiremos el mismo efecto.

¿Cuántas horas dedicamos a la comunicación durante nuestra jornada laboral?

La gran mayoría de los profesionales de todo el mundo dedican el 58% de su tiempo a tareas menores, como comunicaciones de trabajo, búsqueda de información, cambio de aplicaciones, gestión de prioridades o hacer seguimiento del estado de trabajo.

En el otro lado de la balanza están aquellos que dedican sólo el 33% del tiempo al trabajo cualificado, mientras que sólo un 9% del tiempo es dedicado al trabajo estratégico para alcanzar objetivos importantes para la empresa.

A pesar de la falta de productividad, uno de cada cuatro trabajadores experimenta agotamiento cuatro o más veces al año, mientras que un 40% lo ve como parte inevitable del éxito.

Los directivos tiene por tanto la responsabilidad de reducir esta carga mental permitiendo a los trabajadores centrarse en sus tareas y en el trabajo para sentirse productivos y valorados.

Agotamiento en el trabajo

El agotamiento y el síndrome del impostor son los principales problemas a los que se enfrentan los empleados. Curiosamente un 42% sufre ambos problemas al mismo tiempo.

Si a este exceso de notificaciones le unimos las reuniones extensas nuestros empleados sufrirán este tipo de riesgos laborales.

De forma concreta, el agotamiento y el síndrome del impostor afecta mucho más a los empleados más jóvenes, conduciendo a una moral más baja, la falta de comunicación, mayor falta de compromiso en el trabajo, más errores y claramente mucho desgaste.

Enrique Martínez

Chief Marketing Officer Adiss